La virgen de la cueva y los “Panama Blues”

Aleros y lluvia, agosto 2012.

¡Finalmente cayó la lluvia!

Comercial: Lo gracioso es que estoy casi segura de que, en pocas semanas, la gente va a empezar a llorar para que escampe. [Pero bueno, ese no es el punto.]

Antes de ayer que finalmente llegó el buen chaparrón -de esos bien panameños que duran el día entero- recordé algunas cosas que automáticamente vienen con la inherente temporada lluviosa en Panamá.

Y es que, una vez que cae, no hay forma de cerrar el grifo. Y así como perduran el agua y las nubes, así perduran las anécdotas y eventualidades que, de alguna u otra manera, pellizcan nuestro sistema nervioso y afectan solo un tantito nuestra rutina diaria. Son las situaciones típicas con las que estoy segura muchos de nosotros hemos tenido que aprender a lidiar si hemos pasado el “invierno” en Panamá. Y las llamaré “los Panama Blues”.

Los bichitos que vienen con la lluvia. Antes de anoche mi copa de vino sufrió la amenaza de ser invadida por estos torpecitos individuos a los que yo más bien llamaría kamikazes. Vuelan por todo el lugar, sin rumbo alguno, y de alguna manera siempre llegan a jodernos la paciencia. Ayer en la mañana, mi apartamento amaneció lleno de alitas. Qué tragedia…

El buen empierne. La tarde se pone gris, el clima frío y sale a la luz nuestro yo-meloso. Buscamos entonces ese calorcito humano bajo la excusa de un buen acurruque y quizás una película o dos… Yeah!

“¡Ayala ve—!” Y es que, ¿quién no se ha asustado a muerte cuando le cae un rayo en frente?

El chocolate caliente. Con galletitas, con pan de azúcar y queso amarillo o con malvas, you name it. Este es un básico para complementar los días lluviosos. Dentro de esta categoría también podría meter una buena copa de tinto y un buen cigarrito Dunhill.

Raindrops, septiembre 2012.

Los cartuchos del super multiuso. Nunca faltan las doñas y doños en las calles que han sabido apoderarse del arte de reciclar las bolsas del supermercado para taparse la cabeza y hacerse botitas improvisadas.

“¡Cierra las ventas! ¡Corre!” Y con la nueva cultura de ahorro energético que tenemos, las ventanas abiertas se han convertido en nuestro mejor aliado. Pero se escuchan los truenos, se siente esa brisa que va cogiendo fuerza y, si no quieres sufrir las consecuencias de la madre naturaleza, mejor no hagas preguntas ni pienses que el fresco está rico. ¡Cierra tu ventana!

“Y yo que lavé mi carro hoy”. Amanece soleado y pensamos que es el día perfecto para lavar el carro porque algunos, muy ilusamente, pensamos que así se quedará el resto día. On patacón… Solo dejen que pasen un par de horitas y verán. Consejo: ¡Piensen que lavaron su carro por dentro también! (Wink, wink).

El bajareque genera tranque. Este es un síndrome que afecta al panameño en general. Cae la primera gota y automáticamente el país se entorpece. Las calles se convierten en un campo de guerra y empezamos a lidiar con choques pendejos, cromañones desquiciados al volante, vidrios empañados que resultan ser peor que un punto ciego y, por supuesto, gente tratando de evadir la siguiente “situación”…

Nubes y calle, agosto 2012.

El Chagres 2.0. Helicóptero, jet ski o lancha, pero hazte el machito tirando tu carro y te arriesgas a quedarte sin chicha ni limonada, con los mejores y lindos recuerdos de un carro que se ahogó. Y ahora con el Metro Bus en las calles (que para mí ejemplifica el dicho “aunque se vista de seda, mona se queda”) y con las construcciones del metro que traen de ñapa las calles irregulares llenas de huecos, alcantarillas tapadas, las estaciones improvisadas y los obreros que salen de todos lados con banderitas, señales y complejos de policías de tránsito, definitivamente este invierno 2013 en Panamá será como jugar en el nivel máximo de dificultad de un videojuego… El único detallito es que si nos sale Game Over, no es tan fácil volver a empezar.

¡Vayan practicando desde ya!

Advertisements

One Reply to “La virgen de la cueva y los “Panama Blues””

  1. Call of Duty: World at War, also known as Call of Duty 5, employs a Rank and
    Challenge system that you might compare to the character leveling
    system in a role playing game. It almost goes without saying that
    the decision to drop subscriptions for ESO was the
    smartest choice Bethesda could have made. In addition, Lynda Carter (‘Wonder Woman’) returns to the
    Elder Scrolls series to reprise her role from The Elder Scrolls V: Skyrim.
    No other video game blends a primary person RPG knowledge and an epic open up
    earth placing similar to the Elder Scrolls collection does.
    A few users were apparently getting stuck during certain scenarios, forcing them
    to exit and reload the game in order to resolve the issue.
    Elder Scrolls online has gotten a fair amount of press over the
    past several months, and I have to say I am not impressed.
    Luckily, there is an active community making mods for
    Mount and Blade that fix some of these problems. Connect with the MMO Examiner – Twitter Facebook Tumblr
    Raptr – Stumble – Upon Linked – In You – Tube. Aside from
    all of these Civilization-esque additions, random events come into play, such as rogue knight attacks, or
    even a humongous undead invasion after a certain time has passed.

    This list below is just for reference, keep in mind that you can modify your
    talent grid to fit your playing style.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s