Doble estándar tech

Quítame la tecnología y me ahogo en un vaso de agua. Mis dedos inciden en la pantalla táctil que obedece sin queja ni titileo. Aplicaciones, fotos, contactos, llamadas tomadas y perdidas… Información y cada vez más información que me llena por dentro.

La data entra por las pupilas, abriendo paso a la serotonina, mientras que la dopamina hace de las suyas. Son estímulos tras estímulos.

Pero una noche decidí abrir la laptop. Uy, qué reliquia. Me envolví en el gusto de sentir las teclas iluminadas y escuchar cómo suenan.

Seguidamente, una parte en mí quedó satisfecha al ver que en mi pantalla no quedarían untadas mis huellas digitales.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s